con la colaboración cientí­fica de
ISSN 2611-8858

Temas

Derecho penal comparado

A la caza del estándar probatorio: biografía no autorizada de la dogmática penal

Relacionar las ideas sobre proceso penal y derecho penal material ofrece un panorama interesante y no debidamente explorado. Es factible que la idea de que el derecho procesal penal es un mero instrumento de la realización del derecho penal material deba ser revisada. Hay buenas razones para pensar que la evolución de la dogmática penal y de su sistema de teoría del delito se ha guiado sino en forma exclusiva sí en forma relevante por la necesidad de facilitar el logro de cierto estándar de prueba en el sistema de enjuiciamiento. Los sucesivos cambios en las visiones que ha tenido la ciencia penal sobre concepto como Dolo, Autoría, límites de la omisión, crisis de la causalidad y desarrollo de la imputación objetiva, y algunos otros, han tenido como consecuencia difícilmente casual un facilitamiento de la demostración procesal. Si este diagnóstico fuera correcto, se abre un interesante debate sobre el sostén ético de esa evolución.

El principio de ofensividad en la nueva Constitución chilena

El presente trabajo tiene por objeto analizar una eventual consagración expresa del principio de ofensividad en la futura Constitución chilena. Para ello, comienza examinando los antecedentes, sentido y consagración de dicho principio. Luego, aborda su relación con otras máximas limitadoras del ius puniendi, así como la importancia de su regulación en tanto principio autónomo. Asimismo, el texto se refiere al principio de ofensividad como base de una adecuada técnica legislativa en materia penal. El artículo concluye que una regulación expresa de dicha máxima en la nueva Constitución chilena, mediante una formulación directa y clara, supondría un gran avance, entre otras cosas por su carácter de límite para el actuar del legislador y del juez en el ámbito punitivo.

Una historia interminable: el caso Puigdemont y la orden de detención europea

La larga película sobre la orden de detención y el ex President de la Generalitat ha dado un nuevo giro de guion con su aplicación por las autoridades judiciales italianas, que tras considerar la euroorden activa detuvieron al Sr. Puigdemont en Cerdeña, para después dejarlo en libertad. El embrollo de este nuevo episodio es de tal calibre que ayer mismo el juez instructor de la causa consideró oportuno enviar una nota aclaratoria acerca de la vigencia de la eurorden. Tres son las cuestiones a debate, la primera la relativa al alcance de la inmunidad; la segunda, que es probablemente la más compleja, la que concierne a la suspensión o no de la euroorden; la tercera, sobre la que aún no se ha realizado comentario alguno, la doble incriminación, esto es, si la conducta realizada por el Ex President, considerada por el TS como delito de sedición, constituye una conducta delictiva también en Italia.

Ambiguedad sintáctica e interpretación de la ley penal

La reflexión teórica acerca de los métodos adecuados para interpretar la ley penal ha sido más bien insensible al desafío interpretativo que puede suscitar la ambiguedad sintáctica que afecte, eventualmente, al respectivo texto legal. En el ámbito del derecho penal chileno, una muestra clara de ello la encontramos en la formulación de la regla sobre “responsabilidad del superior” en el art. 35 de la Ley 20357. Pasar por alto esta ambigüedad podría motivar la suposición de que la regla en cuestión sería únicamente aplicable a superiores que ocupan posiciones militares. El análisis de la base específicamente sintáctica de la potencial indeterminación de la disposición legal puede hacer reconocibles los factores semánticos y pragmáticos que deberían contribuir a resolver esa ambiguedad. La interpretación así alcanzada resulta en que la regla también sea aplicable a superiores que ejercen cargos o funciones no-militares.